Antecedentes

El desarrollo de la formación de posgrado ha tenido en los últimos treinta años un importante crecimiento cuantitativo y cualitativo. En ese contexto, la implementación del máximo grado académico constituye un aporte significativo y necesario para el avance del conocimiento y la jerarquización de nuestra disciplina.

A partir de esta nueva realidad, algunas de las instituciones públicas de enseñanza de Arquitectura de la Argentina y Uruguay en el año 2008 decidieron asociarse con el propósito de afianzar, desarrollar y acreditar las carreras de doctorado ante los organismos correspondientes. En función de un financiamiento para la formación de redes provisto por la Secretaria de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata (Argentina), la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina) y la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de la República (Uruguay) se unieron en ese año con el objeto de constituir una red, que permita facilitar la realización de actividades académicas coordinadas.

A estas instituciones fundadoras se han ido sumando nuevas facultades miembros de la Argentina como de Brasil, estando conformada la red en la actualidad por ocho facultades publicas de Arquitectura y Urbanismo de la Argentina, dos de Brasil y una de Uruguay.

Motivo central de esta decisión es la necesidad de aunar esfuerzos con el fin de posibilitar la consolidación y el crecimiento de la formación académica, la consiguiente jerarquización de nuestros graduados y del personal docente de nuestras instituciones, dentro de una tendencia internacional hacia el crecimiento y la profundización de los estudios universitarios.

Por otra parte, la posibilidad de fortalecer la investigación en el campo del hábitat humano ha sido otro de los impulsos fundamentales que están detrás de su creación. Asimismo, la exigencia de los organismos del sistema científico nacional e internacional de requerir el máximo nivel de estudios de posgrados para la carrera del investigador ha puesto de manifiesto la necesidad de generar esta nueva estructura.

La creación de los doctorados, además, no es producto de una improvisación coyuntural producida solo por exigencias externas, ya que puede afirmarse que en los últimos años se ha consolidado en las facultades que integran la red la formación de posgrado, a partir del desarrollo de actividades (cursos, seminarios, especializaciones y maestrías) en las distintas aéreas en que se funda el conocimiento de la disciplina. Estas experiencias a su vez, tienen un fuerte anclaje en la investigación y en antecedentes de redes que han creado e impulsado los programas académicos.

A partir de ese impulso inicial del 2008, surgió entonces la necesidad de trabajar coordinadamente en el marco de asociaciones existentes (ARQUISUR-AUGM), con el objetivo de poder extender la red a las otras instituciones miembros. Durante los primeros dos años se realizaron cinco reuniones plenarias en las que se definieron los objetivos generales de la red, se conformó una base de datos de jurados y posibles directores de tesis, se relevó la estructura de funcionamiento de todos los doctorados y se generaron unas Jornadas sobre Investigación y Proyecto: la Arquitectura como tema de tesis doctorales (La Plata), que derivo en la primera publicación de la red. Al 2011 se había creado la página web y reafirmado la necesidad de orientar el esfuerzo de esta experiencia de cooperación y promoción conjunta de investigaciones en Arquitectura y Urbanismo, hacia una estrategia pedagógica de producción colectiva, derivando en la “Clínica de Tesis” (Rosario, Montevideo, Córdoba y San Juan, Santa Fe, Tucumán y San Pablo, estas últimas virtuales por la existencia de la pandemia) como espacio de intercambio y participación de doctorandos y profesores de las distintas instituciones miembros.